martes, 12 de junio de 2012

Te extraño.



Cada vez que recuerdo… con los ojos que me mirabas…

Me decían “Me estoy muriendo…”

Las lágrimas caían de mis ojos, y el llanto resonaba…

Normalmente, soy una persona tímida, que dice “No lloraré ante todos… no quiero que me van sufrir… me da vergüenza”, pero esta vez… no me importó ni lo más mínimo…

Mientras tu pataleabas repentinamente, yo choqué contra la pared. Gritando, llorando, diciendo tu nombre, y abrazándome a mi misma.

Jamás me había sentido así… Es la primera vez que pierdo a un ser querido.

Tenías casi cuatro años de vida… y todo por lo mal que te cuidaron en la tienda en un principio…

Me gustaría vengarte… me gustaría… recuperarte.

Daría lo que fuera en estos instante.

Es que no… NO ES LO MISMO.

Yo ahora me asomo por la ventana y no te veo. Ya no estás ahí… no estas…

Nadie se asoma por las rejitas a darme suaves besitos en la nariz.

Nadie hace ruido en plena noche al beber agua…

Hasta la tarde es silenciosa…

Meru, te echo mucho de menos.

Me recordabas a mí…

Con miedo a salir de la jaula porque te daba miedo saltar… pero luego salías. Y te volvía a dar miedo entrar. Pero al final entrabas… y poco a poco, aprendiste…

A mi también me dan miedo muchas cosas que luego hago constantemente…

Has sido muy especial, y realmente, siempre vas a serlo.

Te quiero.

Meru

03/10/2008 - 10/06/2012