domingo, 15 de enero de 2012

¿Porqué? ¿Porqué la gente hace insultos de cosas que no son malas?

Un buen ejemplo es cuando te llaman algo estilo... "Gafotas".
¿Que hay de malo en llevar gafas? Absolutamente nada.

Cuando creces y te dicen eso te da absolutamente igual. Mas que nada porque es muy raro que te lo digan, al menos a mi, que llevo gafas algunas veces.

La verdad es que si me lo llaman... me va a dar igual y lo único que me dará a pensar es que esa persona es total y absolutamente inmadura.

Otra cosa que dice mucho la gente... "Gay"
¿Que clase de insulto es ese? Que pasa... ¿Que el amor entre dos hombres no es amor?
Seguramente sea mas puro que cualquier "amor" de una semana de esos que tienen algunos...

Personalmente... me encanta la homosexualidad. Tanto de hombres como de mujeres. Pero que quede claro que YO soy heterosexual.

¿No os parece bonito ver a dos personas del mismo "tipo" quererse?

A mi me encanta. Me parece menos... típico.

A pesar de esto... la gente no deja de meterse con los homosexuales.

En mi instituto como pillen a un gay no quiero ni pensar que le hacen... en serio. Mi instituto es de los peores de todo Madrid, estoy segura.
Creo que a las lesbianas no las harían tanto por el hecho de ser mujeres, y al menos en mi instituto, los chicos no suelen pegar a las chicas. Aunque seguramente las digan cosas... dependiendo del tipo de mujer que sea. Igual sucedería con los gays.
Si son personas que dan al cara y no tienen miedo de lo que les digan o les hagan (o al menos que parezca eso) no creo que estén mucho tiempo haciéndolo. Llegará un momento en el cual se callaran.

También otro insulto es "Gordo/a".

Ya empezamos... ¿QUE MAS DA?
Cada uno tiene su propio cuerpo pero hoy en día la gente se enamora de palillos andantes o de puro músculo...

Mucha gente que es ancha tiene un corazón mucho mejor que el de una modelo.
Creo que en este mundo deberían de dejar de juzgar por el exterior... eso pienso.

Aunque... cuando vemos un Cani/Choni entrar por la puerta sabemos perfectamente lo que nos espera, o al menos normalmente. Esa persona joder a cada clase que demos y no tendrá ningún respeto hacia los profesores, e incluso hasta el resto de alumnos. Sobre todo gente como la que dije anteriormente: Homosexuales, con gafas (aunque esto ya no tanto), gordos...

La gente que lea esto quiero que piense un poco en como está el mundo y haber si puede mejorarlo de una vez... poniendo aunque sea su granito de arena :)

viernes, 13 de enero de 2012

..PeSaDiLLa..

Soy una pequeña niña... con un vestido blanco hasta las rodillas.
Estoy en frente de una enorme mansión, que se supone que está abandona...
El cielo esta gris... lleno de pájaros negros volando.

Avanzo hacia aquel lugar y entro por la gran puerta. No hay nadie...

Me encuentro en la entrada. Una lámpara con velas apagadas y esos ventanales también gigantescos, como todo, por los cuales entran los fuertes rayos del sol.

El suelo es un enorme ajedrez... y yo soy la única pieza.


A pesar de la luz... el frío roza mi piel blanca.

Mis ojos, sorprendidos, observan aquel lugar. Y entonces... comienzo a andar hacia unas enormes escaleras.

Llego a una sala oscura... pero está alumbrada por el pasillo que está junto en frente, en el cual hay otras puertas.

Esta llena de muebles pegados a la pared y cubiertos por sábanas blancas. Y las ventanas están tapadas por maderas clavadas desde el interior.

Entonces, detrás de mi oigo susurros extraños, y tengo sensaciones raras.
Me giro.
Una enorme sombra azulada... de la cual salen pinchos. No tiene una forma definida....

El monstruo comienza a moverse, hacia mi. Y yo, asustada, comienzo a avanzar.
No se como... pero le esquivo y comienzo a correr por el enorme pasillo repleto de puertas... hasta llegar al final.

Termino en una habitación, similar a la anterior... excepto por una cosa: En el centro, hay un enorme sofá, alumbrado por un foco de luz que sale de un agujero del techo. Pequeñas lucecillas se mueven por mi alrededor.

El enorme ser viene por el pasillo, no muy deprisa, y yo me escondo detrás del sofá.

Sé que el monstruo me ha visto, lo noto...

Él sigue avanzando por detrás, cada vez mas cerca.

Entonces, me tapo los oídos. Comienzo a gritar, no sé el que...

Miro mi cuerpo y me doy cuenta de que ya no soy una niña... pero sigo teniendo la misma pesadilla...

Sé que mis gritos en esos momentos son fuertes, y no dejo de taparme los oídos fuertemente, hasta casi hacerme daño.

A pesar de eso sigo oyendo susurros, que a su vez, no dicen nada.