martes, 5 de julio de 2011


Sin darme cuenta, en un momento, comienzan a caer lágrimas de mis ojos.
Cierro mis párpados, para evitar que sigan callendo esas gotas... pero poco a poco, abro un poco los ojos.
Miro sin saber que pensar a mi alrededor, al mundo entero... ¿Y si él tenía razón?
Tanta gente sin la que el mundo estaría mejor... tantas cosas injustas para los que somos buenos... tanto dolor para mi alrededor.

Tantas cosas que pueden ser posibles pero que no consigo,
tantos deseos que se pueden cumplir pero no lo hacen...
Solamente pido algo de felicidad... ¿Tan difícil es tener algo que quiero y necesito? ¿Tan difícil?

Con los ojos entrecerrados, miro a ninguna parte... sin saber bien que hacer o decir. Las lágrimas siguen resbalando por mis mejillas,
hasta juntarse en la barbilla y convertirse en una sola callendo por mi cuello... hasta desaparecer en la tela de mi camisa.
Sigo llorando, sin saber exactamente la razón ya que suceden muchas cosas y ninguna buena.
Cuando sufrimos, significa que estamos vivos... pero entonces... es normal que aveces piense que morir
sería la solución a todo...

Aun que... quizá morir también signifique sufrir, porque cada día que pasa... muero mas por dentro.
Decallendo y decallendo, cada vez mas... siento como estoy perdiéndolo todo. Me están matando los sentimientos malos...
me están matando las personas malas... me ahogo en mis propias lágrimas...

Mi luz poco a poco se va a apagando... y mientras muero, pienso en las personas que de verdad me quieren y me aprecian.
Intento llamarlas, pero no puedo moverme... no puedo soltar ni un suspiro en el silencio.

Quieta completamente... termina mi vida. Con los ojos aún abiertos y llenos de lágrimas... continuo mirando a la nada.
Con una cara de tristeza... pierdo ya también la visión... y entonces, ya no siento nada...

Todos los sentimientos...

El dolor, el amor, la alegría, la satisfacción, la tristeza, la soledad... se pierden en un nuevo mundo.
Se pierden en mi deseo... se pierden, en mi mundo.
Ahora mi vida será... un sueño vacío.

No hay comentarios:

Publicar un comentario